Comisión de éxito

engaño en comisiones de éxitoEn algunos fondos nos encontramos con la comisión de éxito, es decir, una comisión que se cobra en el caso de que el gestor tenga éxito en su inversión y que se suma a las comisiones de gestión habituales. Sin embargo, si el gestor fracasa en su inversión, los costes los asume el inversor.

Estas comisiones vienen descritas como incidental costs en la normativa de la ESMA y pueden ser performance fees o carried interests.

Por ejemplo, una comisión de éxito del 10% significa que si el fondo consigue una rentabilidad del 20% en un año, entonces el fondo se queda un 2%  (que es el 10% del 20%) de esa rentabilidad,

En mi opinión, es desaconsejable comprar fondos de inversión que incluyan comisión de éxito por al menos estas razones:

La comisión de éxito puede animar al gestor a asumir riesgos más allá de lo razonable.

En efecto, como la ganancia de la inversión reporta beneficios al gestor y las pérdidas son todas  para el inversor, el gestor puede arriesgar más de lo razonable porque tanto si hay ganancias como si hay pérdidas nunca sale perdiendo.

La definición de éxito es beneficiosa para el gestor.

En ocasiones, el éxito se define como obtener una rentabilidad positiva. Esta definición es errónea ya que, en mi opinión el éxito debería medirse como superar al índice de referencia que tenga el fondo.

Por ejemplo, supongamos que un fondo activo tiene como referencia el índice S&P500 y en un año el índice se revaloriza  un 20%. Supongamos que el fondo se revaloriza también un 20% y que su comisión de éxito es del 10% junto con la habitual comisión de alrededor del 2,5% de un fondo activo.

El fondo nos ha cobrado un 4,5% (2,5%+2%) de comisión total y ha obtenido una rentabilidad igual a la que hubiéramos obtenido invirtiendo directamente en un fondo indexado, cuya comisión ronda el 0,5%. En mi opinión, la comisión de éxito se debe aplicar sobre el exceso de rentabilidad respecto al índice de referencia. Como en este caso no hay exceso ya que la rentabilidad del fondo coincide con la rentabilidad del índice, la comisión de éxito debería ser del 2% de cero, es decir, cero.

Y lo peor…¡si pierden tus ahorros te cobran por recuperarlos!

Imaginemos que ponemos 20.000 euros en un fondo con comisión de éxito. Una gestión desastrosa por parte de los gestores del fondo nos deja únicamente 12.000 euros. Después, la bolsa mejora y pasamos a tener 17.000 euros. Si la comisión de éxito es de un 10%, nos van a cobrar lo siguiente (además de las comisiones de compraventa de acciones):

10% de (17.000-12.000)= 10% de 5.000=500 euros

¡Nos cobran 500 euros por recuperar lo que ellos mismos han perdido!

Conclusión

Sal corriendo de los fondos que apliquen comisiones de éxito

Este mismo esquema lo aplica la banca privada. El consejo es el mismo: ¡Sal corriendo de la banca privada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.