Un feo de la inversión en bolsa: la inflación

¿Qué es la inflación?

La inflación es el aumento de los precios de objetos y servicios. Una forma muy gráfica de verla es en este artículo https://verne.elpais.com/verne/2017/07/26/articulo/1501059981_124095.html, que trata sobre los precios de los helados Frigo.

Aquí vemos una imagen extraida de ese artículo con los precios del helado Frigopie en los últimos 34 años.

Qué es la inflación

Como podemos observar, en 1983 comprábamos un Frigopie con 30 pesetas (0,18 euros). En 2017 costaba 1 euro. Eso significa que la inflación anualizada para el Frigopie, es decir, el aumento del precio de este producto, entre 1983 y 2017 ha sido del 5,16% .

La inflación es perjudicial para nuestros ahorros porque merma nuestro poder adquisitivo. Así, con 180 pesetas de 1983 podíamos comprar 6 Frigo pie. Si las hubiéramos guardado debajo del colchón y las hubierámos sacado en 2017 hubiéramos podido comprar poco más que un Frigopie. Es decir 166 pesetas (un euro) para un Frigopie y me hubieran sobrado 14 pesetas.

Dicho de otro modo,

si guardamos el dinero debajo del colchón, nuestro dinero pierde valor.

¿Por qué es importante?

Para el Banco Central Europeo (BCE), el principal objetivo es mantener la inflación en la zona euro ligeramente por debajo del 2%

¿Cuál es su situación actual?

A principios del año 2020 en España, el Índice de Precios al Consumo (IPC) se encuentra bastante controlado alrededor del 1%.

Por ejemplo, la subida de precios en España desde enero de 2019 a enero de 2020 ha sido del 1,1%. Este dato puede consultarse en la página del Instituto Nacional de Estadística (abreviado INE) siguiente: https://www.ine.es/varipc/

Efecto en la rentabilidad de nuestras inversiones

Al igual que el interés compuesto es bueno porque es una fuerza exponencial positiva, la inflación es mala porque es una fuerza exponencial negativa que rebaja la fuerza positiva anterior.

Por ejemplo, si invertimos 100 euros, la inflación es del 2% y nuestra ganancia bruta es del 9% realmente, nuestra ganancia bruta pasa a ser del 7% a falta de descontar costes de inversión e impuestos.

Conclusión

Si no invertimos nuestro dinero para conseguir rentabilidad, está perdiendo valor. Pero cuidado dónde lo invertimos, ya que podemos perder todavía más!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.