Cosecha de pérdidas para mejorar la declaración de impuestos

cosecha de pérdidas
Cosechando pérdidas (Image by wurliburli from Pixabay)

Cuando tenemos pérdidas en una inversión a la que no vemos buen futuro, podemos intentar compensarlas en nuestra declaración de la renta mediante la cosecha de pérdidas.

A continuación explicamos cómo funciona esto. He de decir que no soy un experto en cuestiones fiscales luego lo que cuento aquí es sólo mi propia interpretación.

He tomado como referencia la información del manual de Hacienda

Clasificación de nuestras operaciones

Hacienda distingue dos tipos de operaciones:

  • Operaciones de compraventa. Aquí se incluye la compraventa de participaciones de fondos de inversiones, ETFs o de acciones
  • Operaciones de ingresos de rentas. Aquí se incluye los dividendos de las acciones, los intereses de la renta fija o los intereses de un plazo fijo

Compensación de pérdidas

Para la compensación de pérdidas en nuestras operaciones, se aplican las siguientes reglas

Regla 1. Dentro de un mismo tipo de operación, se compensan todos los resultados entre sí.

Regla 2. Entre distintos tipos de operación, Hacienda permite compensar un 25% de ganancias en un tipo de operación con pérdidas en la otra. Las pérdidas no compensadas, se pueden seguir compensando durante los siguientes cuatro años.

Habitualmente, compensaremos las ganancias en operaciones de ingresos de rentas con pérdidas en operaciones de compraventa.

Ejemplo. Supongamos que durante el año fiscal

  • Dentro de las operaciones de compraventa, he ganado 1000 euros al vender el fondo A y he perdido 3.000 euros al vender el fondo B
  • Dentro de las operaciones de ingresos de rentas, hemos recibido dividendos por 2400 euros.

Por la regla 1 aplicada a las operaciones de compraventa, he perdido 2.000 euros ya que -2.000=1.000-3000. Además, en operaciones de ingreso de rentas, he ganado 2400 euros

En mi declaración de impuestos sucede que, por la regla 2, puedo compensar un 25% de 2400 euros, es decir, 600 euros, con las pérdidas que he tenido en los fondos. Por tanto:

  • De los 2400 euros que he obtenido en ingresos de rentas, sólo tendré que pagar impuestos por 2400-600=1800 euros.
  • Además, de los 2.000 euros que he perdido en operaciones de compraventa, podré seguir compensando pérdidas para 2000-600=1400 euros (que son los que no hemos compensado este año) durante los próximos cuatro años.

Conclusión

Cuando veamos inversiones que no son muy brillantes, podemos hacer una cosecha de pérdidas de forma que en nuestra declaración de la renta se compensan las pérdidas con las ganancias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.